E-commerce versus el comercio tradicional.





El e-commerce está creciendo cada día debido al aumento de las ventas online frente a la caída de las ventas en tiendas tradicionales. Cada día más empresas son conscientes de las ventajas que nos aporta tener una tienda online. El comercio electrónico o ecommerce se podría definir, como la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como redes sociales y otras páginas web.

Cada vez, son más las empresas que se inician el comercio electrónico. Es una realidad que las empresas no deben ignorar, pues tienen ante sí un nuevo abanico de posibilidades para incrementar sus ventas. A continuación, indicamos algunas ventajas que el e-commerce puede aportar a nuestro negocio.

Sin límite geográfico
Una de las mayores ventajas que nos aporta el comercio electrónico es que permite que su empresa llegue al mercado global. Puede satisfacer, las demandas del mercado nacional e internacional, debido que sus actividades comerciales no están restringidas por límites geográficos. Con la ayuda del ecommerce, incluso las pequeñas empresas pueden acceder al mercado global para ofrecer sus productos y servicios.

Abierto las 24 horas
En el comercio tradicional estamos restringidos a un horario. En cambio, con el comercio electrónico, las restricciones de tiempo son inexistentes. El comercio electrónico le permite a uno realizar transacciones comerciales las 24 horas del día e incluso en días festivos y fines de semana. Esto supone un aumento significativo de las ventas y de los beneficios.

Comodidad para los compradores
Los compradores pueden acceder cómodamente desde su casa, desde cualquier lugar del mundo, aumentando de manera considerable, el número de clientes potenciales.

Flexibilidad en los medios de pago
El ecommerce permite unificar todos los medios de pago disponibles, facilitando tanto el pago los pagos electrónicos como los pagos tradicionales. Se puede realizar pago en efectivo (como por ejemplo el pago contra reembolso). También se pueden realizar pagos con medios bancarios (tarjeta de crédito o débito o transferencia). Además, se pueden realizar pagos con otros intermediarios nacidos en internet como Paypal o incluso bitcoin.

Posibilidad de ofrecer multitud de productos
Otra de las ventajas que nos ofrece el comercio electrónico sobre el comercio tradicional, es la cantidad de productos que podemos ofrecer a nuestros clientes. En los establecimientos físicos, tenemos limitado la exposición de productos por el espacio, cosa que en ecommerce no ocurre, lo que hace que la oferta de productos sea mayor.

Costes mas bajos
El e-commerce reduce significativamente los costes asociados a la comercialización, la atención al cliente, el procesamiento de la información y la gestión de inventarios.

Posibilidad de crecimiento más rápido
Al tener posibilidades casi infinitas en el mundo online, el crecimiento del negocio se puede producir de forma más rápida que si lo comparamos con las opciones de crecimiento que tenemos en el mundo offline.

Mejor conocimiento de tu cliente
En la mayoría de las tiendas online, se solicita al comprador que se registre y ahí podremos conseguir información de este que, en una transacción en un comercio tradicional, sería imposible de obtener.
Cuando una persona va a comprar a una tienda física se desconocen los detalles del comprador (intereses, localización etc..). Hoy en día, con los datos aportados por los clientes y gracias a tecnologías como el big data, se pueden conocer muchos detalles de los compradores (o posibles compradores) de su tienda. De esta forma, puede ofrecer los productos o servicios que más les puedan interesar a estos.

Mayor fidelización
El comercio electrónico nos ofrece una gran oportunidad para fidelizar a tus clientes. Si su empresa puede ofrecer una plataforma de venta online accesible, un buen producto o servicio y facilidades durante el proceso de compra y en el pago, con mucha probabilidad, conseguirá fidelizarlos.


Para más información, síguenos en Instagram.